domingo, 5 de enero de 2014

SI PINTA COMO ATAJA





Había llegado al pueblo un empleado ferroviario, que a su vez también era arquero y en los tiempos libres de su trabajo se dedicaba a hacer trabajos de pintura en casas. Era un hombre alto, lo que le daba algunas ventajas en el juego aéreo y a su vez algunas dificultades en el juego a ras del piso. Su debut en el Club San Jorge no fue de las mas auspiciosos, ya que sufrió varios goles en contra.
El lunes siguiente mientras pintaba el frente de una casa, pasó don Toledo y mirándolo atentamente dijo:
SI PINTA, COMO ATAJA!!

1 comentario:

  1. Ese arquero era mi viejo...Don Ruben Balich..jaja

    ResponderEliminar