domingo, 5 de enero de 2014

SI PINTA COMO ATAJA





Había llegado al pueblo un empleado ferroviario, que a su vez también era arquero y en los tiempos libres de su trabajo se dedicaba a hacer trabajos de pintura en casas. Era un hombre alto, lo que le daba algunas ventajas en el juego aéreo y a su vez algunas dificultades en el juego a ras del piso. Su debut en el Club San Jorge no fue de las mas auspiciosos, ya que sufrió varios goles en contra.
El lunes siguiente mientras pintaba el frente de una casa, pasó don Toledo y mirándolo atentamente dijo:
SI PINTA, COMO ATAJA!!

ROMERIAS ESPAÑOLAS

 
ROMERIAS ESPAÑOLAS

En Carmen en la decada del 40 se realizaban unas famosas fiestas de la colectividad española, denominadas ROMERIAS. Duraban varios dias y se elegia reina.
Fotos enviada por Elina de Vallado

sábado, 19 de mayo de 2012

FOTOS

Agradecemos el aporte de DANIEL RUBIO quien nos envió fotos de su familia FERNANDEZ y RUBIO de Carmen de antaño.
"Don Alonso Fernandez y su esposa Ernestina"


"fotos de flia de Don Alonso Fernandez,con su flia. Su esposa Ernestina,,sus hijos Gloria,Ana María y Pedro"



"paseo en sulki,por la calle principal.La persona que maneja es BAUDILIO RUBIO,mi padre"


FOTOS

Agradecemos el aporte de DANIEL RUBIO quien nos envió fotos de su familia FERNANDEZ y RUBIO de Carmen de antaño.




"
"mis padres,Don Baudilio Rubio y Pilar Fernandez en su boda"


"Mis abuelos ,Don José Fernandez,su esposa María Menendez de Fernandez,padres de Ramón, Alonso ,Josefa,Rosa,Emilia, Ricardo (Pirulo),Lucio y Pilar (mi madre)"


"Don Alonso Fernandez y otros en acto patrio"

DICHOS



Durante mucho tiempo y antes de que se tecnificaran las tareas de cosecha, almacenamiento y traslado de los cereales, como se hacen en la actualidad, las tareas de embolsado manual y el almacenamiento en estibas de los cereales era una actividad muy común en nuestras localidades.

El cereal se traía en bolsas y se almacenaba en altas estibas, dentro de los galpones del ferrocarril, a la espera de los trenes que lo llevarían a sus destinos, principalmente a los puertos para su exportación o algún molino harinero.

El trabajo de estiba, necesitaba de una importante cantidad de mano de obra, y los estibadores, estaban especialmente capacitados para llegar con las pilas de bolsas hasta el techo, manteniéndolas trabadas unas con otras para que no haya desplazamientos de las mismas, y formando una escalera que permita apilar y después sacar, manteniendo la firmeza de la estructura y la integridad de las bolsas.

Cómo en toda actividad, teníamos los forzudos que hacían ostentación de su capacidad y muchos otros que sus hazañas solo tenían lugar en las mentiras de los boliches.

Siempre era necesario el trabajo en equipo y por etapas, ya tanto sea para subir como para bajar bolsas.

En el caso que contamos hoy, estaba un personaje de nuestro pueblo, de contextura física pequeña, en el momento que estaban bajando bolsas de la parte mas alta, las mismas debían ser bajadas, hasta un peldaño inferior y de ahí recién se la alcanzaban a los acarreadores para llevarlas al vagón.

En este caso, nuestro personaje, le pega el grito al que esta arriba:

-PARE Y LARGUE, QUE SOY DE CARMEN!!

(Le pedía que en vez de alcanzar la bolsa a la otra persona que estaba mas abajo, la tirara desde arriba, que él la agarraría y la llevaría)

Como era de esperar, nuestro hombre terminó sepultado por la bolsa.

APODO



En nuestro pueblo vivía un muchacho, que además de ser una buena persona, también fue un muy buen delantero en los equipos de fútbol de la zona. El caso es que tiene una mandíbula prominente y su labio superior apoya sobre el inferior dejando al descubierto una parte de aquel, por eso es que los amigos le decían:

ALFAJOR MAL PEGADO

A LA LARGA LE GANA EL CORRENTINO

Una noche, se jugaba un torneo individual de bochas en el Club San Jorge, con todos participantes locales, a los que se los clasificaba en dos grupos los que jugaban bien por un lado y los "chambones" en el otro.
En este partido uno de los contrincantes era "El Correntino", famoso por varias cosas pero, entre las mas destacadas eran sus proverbiales curdas y una fama de ser excesivamente dotado en su anatomía masculina, tan es asì que otros de sus apodos era "ladrillo y medio".
El caso es que el partido va tanto a tanto, muy parejo , sin que ninguno logre sacarse mas de un punto de ventaja,  cuando aparece el Flaco Segura por la cancha de bochas.
Y después de mirar unos minutos el partido lanza su premonición:
- A LA LARGA, LE GANA EL CORRENTINO!